Estás a un paso de comenzar una vida más saludable

Estás a un paso de comenzar una vida más saludable

Llegó el momento de iniciarte en un estilo de vida saludable, pero ¿aún no sabes cómo?

Sigue estos sencillos pasos para lograrlo:

Lo primero que debes buscar es una motivación, ya sea por mejorar tu estado de salud: una boda, graduación, un viaje, buscar un embarazo, ¡lo que te inspire a ser mejor!

Ten en cuenta que esta motivación tiene fecha de caducidad y lo que te va a ayudar a mantenerte dentro de un estilo de vida saludable serán los hábitos que creas durante ese periodo.

Una vez hecho esto limpia tu alacena, ya que cuando se tienes alimentos poco sanos en casa se te hará más fácil comerlos; al contrario, si no las tienes en tu hogar la pensarás dos veces antes de salir o pedirlas a domicilio.

Identifica que tipo de actividad física te gusta hacer o es factible que puedas hacer, posteriormente organiza tu día y agenda un horario específico. Algo que puede motivarte es, por ejemplo, si decides ir al gym o empezar a correr, entonces ahorra e invierte en unos buenos tenis, una banda para guardar el celular en el brazo y escuchar música, un termo cool para el agua, una maleta y uno que otro outfit deportivo (teniendo todo sin duda te motivará).

Establece o anota metas pequeñas pero que a la larga harán el gran cambio. Por ejemplo:

  • Si tomas refrescos diariamente entonces trata de cambiarlo por su versión light y consumirlo primero un día y otro no, después 3 días no 1 sí… y así hasta irlo eliminando de tu vida diaria.

  • Si no consumes verduras 3 veces al día entonces empieza por proponerte comer diario por lo menos 1 porción en la comida.

  • Programa alarmas para hacer tus colaciones, posteriormente tu estómago será la alarma recordatorio de que tienes que comer tu colación.

Consume por lo menos 3 litros de agua natural. Un buen tip es multiplicar tu peso por 60 y esos son los mililitros que debes de consumir al día.

¿Ya tienes el dato? Apoco no es sorprendente que a veces no llegamos ni a la mitad de nuestro requerimiento de agua natural.

Lleva un diario de alimentos para así identificar patrones de conducta alimentaria, escribe cómo te sientes y qué comes cuando tienes algún sentimiento. Compárteselo a tu nutrióloga y seguro sabrá cómo ayudarte. Recuerda que no debemos relacionar emociones con alimentos.

Trata de incorporar proteína en cada tiempo de comida y minimiza tu consumo de carbohidratos o cereales refinados, cámbialos por cereales integrales.

Guisa con poco aceite, evitando preparaciones de alimentos fritos, empanizados y capeados. Prepara los alimentos cocidos, al vapor, empapelados y horneados.

Consume alimentos ricos en fibra (verdura de color verde, cereales integrales, fruta con cáscara).

Mastica lento, te ayuda a tener una mejor digestión y a que tu cerebro reciba la sensación de saciedad.

Compra tazas medidoras y báscula de alimentos para obtener la porción exacta. ¡Ojo! Esto no significa que vas a estar pesando todo, pero educarás a tu ojo con las porciones y cuando vayas a un restaurante y observes la cantidad que sirven te vas a sorprender, ¡seguro a veces estabas comiendo lo de 4 personas!

Revisa tu lista de alimentos libres y apóyate de ellos en momentos de ansiedad.

No permitas que pasen más de 4 horas sin comer tu siguiente tiempo de comida, a veces pensamos que entre menos tiempos de comida más rápido bajaremos de peso, esto es un grave error.

Evitar el consumo de alcohol y tabaco, las bebidas alcohólicas disminuyen un 30 % tu metabolismo, se almacena directamente como grasa y provocan catabolismo muscular.

Cada 15 días tómate “selfies” con los jeans que más apretados te queden, el típico antes y después, te podemos jurar que cuando compares la primer foto con la última agradecerás todos los esfuerzos.

Incluye a tu familia y amigos: es la recomendación más importante, pues además de hacer un impacto positivo en sus vidas, será más fácil para todos tener el mismo objetivo y poder evitar tentaciones y así́ todos podrán cambiar de hábitos.

¿Trabajas y pasas el mayor tiempo de tu día en una oficina?

No te preocupes, existen varios tips funcionales para ti:

Compra una lonchera godín, si dejamos nuestro nuevo estilo de vida a la comida callejera jamás lograremos esa meta que tanto nos está motivando.

Planifica tus comidas del día siguiente siempre una noche antes y verás que todo será más fácil.

Recuerda llevar un tupper donde puedas meter la proteína y los cereales y en otro más grande la verdura, ya sea fresca o cocida más un mini tupper para los aderezos (de preferencia vinagretas).

Llévate un vaso que cierre herméticamente para llevar tus limonadas o tés para acompañar tus alimentos. Asegúrate de comprar tus recipientes aptos para microondas.

No te agobies ni te presiones por querer lograr tus metas en 2 semanas, recuerda que todo conlleva mucha disciplina, constancia y dedicación.

Para que logres notar un cambio visible en ti se necesita 1 mes, para que ese cambio lo note tu familia y gente cercana conlleva 2 meses, y para el mundo entero note los cambios en tu cuerpo se necesitan de 3 meses.

¡Cero desesperaciones! Ten paciencia, lo único que debes hacer es enfocarte en hacer las cosas por que las disfrutas y sabes que te están ayudando a mejorar tu salud y el resultado que tanto buscamos llegará solito.

Apóyate en Püre para lograr tus metas y mejorar tu calidad de vida.

Te ayudaremos en cada paso para tu mejor versión.

0 comentarios 0

Dejar un comentario

Por favor tenga en cuenta que los comentarios deben ser aprobados antes de ser publicados