¿Qué tan mala es la carne de cerdo para ti? Conoce sus pros y contras

¿Qué tan mala es la carne de cerdo para ti? Conoce sus pros y contras

Lo primero que debes saber ante el consumo de carne de cerdo y sus derivados es que debes tener mucha cautela y moderación.

 

Lo segundo es extremar la higiene en su preparación, ya que supera en críticas a los demás tipos de carne desde el punto de vista sanitario. Evita los cortes grasos en la manera que sea posible para así gozar de su sabor, de buena salud y, sobre todo, de los beneficios que puede proporcionarte este tipo de carne.

Como puedes saber, la carne roja contiene numerosas vitaminas y minerales (creatina, vitamina B6, carnitina, potasio, ácido linoleico conjugado (CLA), zinc y magnesio, hierro, alanina, vitamina B12 y proteína), que son esenciales para una dieta saludable y equilibrada.

 

Sin embargo, su reputación ha sido severamente dañada con estudios que sugieren que la ingesta de carne roja puede aumentar el riesgo de cáncer y otras enfermedades. Pero, ¿es realmente tan mala para nosotros?, ¿para ti?

 

La carne de cerdo es fuente de minerales como el zinc con una biodisponibilidad notable respecto a la de este mineral en alimentos de origen vegetal. Destaca también por su contenido en potasio, fósforo y selenio. Si hablamos de vitaminas, es de las carnes con mayor cantidad de tiamina y constituye una buena fuente de vitamina B12, vitamina B6 y niacina. Para mejorar el perfil calórico de nuestra dieta actual se recomienda que a la hora de elegir la carne de cerdo, que vamos a comer, se opten por los tipos y piezas más magras, relegando las carnes grasas a un consumo más esporádico.

 

A pesar de tener varios beneficios también existen situaciones y patologías donde la carne de cerdo y sus derivados está contraindicada si se consume en exceso:

• Presencia de gota y ácido úrico elevado.

• Insuficiencia renal, por su alto contenido proteico.

• Trastornos hepáticos, puesto que favorece la cirrosis y sobrecarga el trabajo hepático.

• Trastornos en la piel, dado su alto contenido en histamina, la que favorece la aparición de eccemas.

• Hipertensión, por su contenido en tiramina y elevada cantidad de sodio (los subproductos).

• Enfermedades coronarias y arteriosclerosis, por su alto contenido en grasa total y colesterol.

• Debe evitarse su consumo en adultos mayores, niños y, sobre todo, en pacientes de enfermedades oncológicas, por ser más sensibles a las infecciones por parásitos virus y bacterias.

Ahora ya lo sabes, como todo, la carne de cerdo y sus derivados tienen beneficios, pero también puede afectar tu salud, por lo cual la moderación será clave para una vida más saludable.

 

Nosotros te ayudamos a cuidar de tu salud, apóyate en nuestra app, búscanos como Püre en la tienda de aplicaciones de tu teléfono móvil.

0 comentarios 0

Dejar un comentario

Por favor tenga en cuenta que los comentarios deben ser aprobados antes de ser publicados

Hecho para ti.

Crea tu pack de vitaminas con lo que tu cuerpo necesita, recíbelo en tu casa y comienza tu nueva rutina de salud. 

Haz el test