¿Si comes alimentos con grasa no te pega la borrachera? Descubrámoslo

¿Si comes alimentos con grasa no te pega la borrachera? Descubrámoslo

Mucho se habla acerca del mito que dice que comer grasa hace que no te “pegue” el alcohol. Sobre todo en los bares y antros, antes de que comience una buena fiesta.

Nunca faltará el amigo o la amiga que te diga que hay que comer algo para que no se te “suba”.

Dentro de todo, puede que tu amigo o amiga no esté tan equivocado. La cosa está así: el contenido primario de las bebidas alcohólicas es el alcohol puro (o sea, el etileno). También contiene agua y diferentes porciones de azúcar, proteínas, vitaminas y minerales.

Vas a decir: “¡¿proteínas, vitaminas y minerales?! ¡Otra ronda por favor!” Pues ¡no!

Realmente no sirven de nada, pues sus propiedades son irrelevantes o nulas, de hecho todo el posible aporte calórico proviene de los azúcares y del propio alcohol. Nada bueno para tu cuerpo.

Lo que sí es cierto es que el alcohol tiene varios efectos en el organismo. (Si has tomado cuatro o más de cinco tragos sabes de lo que hablamos) Esto es porque el alcohol deprime el sistema nervioso central y varía dependiendo de la persona.

Básicamente el efecto depende del peso, la presencia de alimentos en el estómago, el tipo de bebida y, claro, la velocidad en que se ingiere, ¡salud!

El problema con el alcohol

Hasta aquí quedó claro que el alcohol intoxica, ya que es más difícil de digerirlo, además de que tiene calorías -aunque sea un líquido- por lo que es un poco más difícil de metabolizar. Y bueno, esta es la razón por la cual después de unos tragos decimos: “ya se me subió”, “me siento medio happy” o sucede la temida resaca al día siguiente.

Lo bueno es que existen algunos alimentos que puedes consumir antes de beber, estos te ayudarán a asimilarlo mejor, evitando o reduciendo las molestias al otro día, ¡pero ojo! solo ayudan, por lo que no evitarán que el alcohol actúe en el cuerpo y no tenga efectos. Recuerda: nada con exceso, todo con medida.

El agua es la clave

Muy importante: beber mucha agua, antes, durante y después de la ingesta de alcohol. Si quieres disfrutar de una buena fiesta, recuerda: “El agua es la clave”.

Ingerir alimentos ricos en grasas y carbohidratos crea una “capa protectora” que evita que el alcohol se absorba en su totalidad y pase al flujo sanguíneo. ¡Pero aguas! No quiere decir que comas comida chatarra. Hay alimentos ricos en ácidos grasos esenciales que podemos consumir sin que sean tan calóricos como: el salmón, sardina, trucha, en general pescados, algunos quesos, aceite de oliva, entre otros.

Hablando del aceite de oliva, este tiene la función de recubrir el intestino y hacer más lenta la absorción de alcohol por el cuerpo. Plus: Si padeces de gastritis el aceite de oliva detendrá el ardor que causa malestar.

Y bueno, ¿comer grasa antes de beber alcohol evita que te emborraches? Sí, pero ¡no!

Las grasas no son una solución mágica para las fiestas del fin de semana. La moderación, mantenerse hidratado -con agua, no con shots-, comer antes y beber despacito y disfrutando son los mejores consejos para consumir alcohol sin consecuencias negativas para la salud.

Una copa de vez en cuando no hace daño, siempre y cuando nuestro estilo de vida sea positivo y saludable.

Encuentra el apoyo que necesitas con Püre, nuestra app que te brinda consejos y te ayuda a lograr la meta de vivir saludable de una forma fácil, sencilla y muy divertida.

0 comentarios 0

Dejar un comentario

Por favor tenga en cuenta que los comentarios deben ser aprobados antes de ser publicados

Leer más

Nuestra recomendación

El consumo recurrente de alcohol genera un déficit de vitamina B12. Esta vitamina es necesaria para la transformación de ácidos grasos en energía, ayuda a la formación de glóbulos rojos en la sangre y al mantenimiento del sistema nervioso central.

Hecho para ti.

Crea tu pack de vitaminas con lo que tu cuerpo necesita, recíbelo en tu casa y comienza tu nueva rutina de salud. 

Haz el test